EL PANÒPTIC

El nombre y el concepto de este festival se inspiran en la forma arquitectónica de uno de los espacios emblemáticos de la ciudad: la Prisión de Mataró. En este espacio (actualmente en reformas) se desarrollará parte de la actividad del festival en las próximas ediciones.

Elies Rogent, el arquitecto que diseñó la Prisión de Mataró, tuvo en cuenta el sistema de visibilidad y vigilancia teórico diseñado por Jeremy Bentham, el panóptico. La prisión, la primera en utilizar este modelo en el Estado español, tiene forma de semicírculo con el fin de alcanzar el objetivo de vigilancia del sistema panóptico: todos los internos pueden ser vistos des de un punto de vista central. El modelo de panóptico de Bentham también se ha utilizado en el diseño de muchos otros centros penitenciarios, muchos de ellos llamados “Modelo”.

El sistema de vigilancia que diseña Bentham es para Foucault una metáfora de las relaciones de jerarquía y poder en el estado moderno. El panóptico es una forma de vigilar en la que no hace falta utilizar la fuerza a fin de ejercer el poder, tan solo que los individuos sepan que pueden estar siendo vigilados en cualquier momento.

La metáfora de Foucault sigue vigente, y llega a todas las esferas sociales y cotidianas. Cuando más se extiende el uso de los dispositivos tecnológicos, más susceptibles somos de ser controlados. Pero, a pesar de la presencia omnipresente de la tecnología en nuestras vidas, aún sabemos poco de las empresas y los modelos que la rigen, así como de sus efectos a medio largo plazo. Cómo hacer de ella un uso responsable o como hacerla encajar en un marco ético que no sigue el ritmo de la innovación son algunas de les preguntas abiertas que queremos afrontar.

El Festival Panòptic quiere investigar sobre estas y otras cuestiones a través del cine, las artes visuales i de la creación de espacios de pensamiento crítico, a fin de empoderarnos de nuestro espacio en un mundo digital y avanzar hacia la soberanía tecnológica.